30 de enero de 2008

Enola

Fue como viajar al pasado, a una época que aunque ahora recuerdo como dorada, seguramente no lo fue tanto antes de recibir el purificador baño de la idealización y los olvidos, ese que uno suele aplicarle a todo momento que no sea ahora. No es que por eso quiera restarle mérito a todo lo anterior, solo bajarlo a tierra.

Extrañamente mi llave abrió la puerta y todo estaba ahí, igual a como estuvo siempre o al menos como mi memoria, que no es tan buena como quisiera, lo recuerda. Adentrándome al living pude observar uno o dos muebles cambiados de lugar y cortinas un poco más claras, lo cual me descoloco un poco, pero más que nada por costumbre a lo anterior.

Esa foto en la biblioteca supo captar mi atención igual que siempre. Es gracioso como la imagen nunca cuenta la verdadera historia detrás de la sonrisa, como un Dorian Gray a la inversa, la belleza puede ser terrible, traicionera e irremediablemente hipnótica si uno deja que así suceda.

La limpieza lo invadía todo. Me sorprendió lo inmaculado de las blancas paredes y los blancos techos, que en otros tiempos supieron lucir amplias manchas de humedad, como si fueran cicatrices de esas que uno no tiene más remedio que llevar a cuestas. Me pregunte cuanto pasaría hasta que volvieran, sé que siempre lo hacen.

Tan familiar me resultaba todo, que esa calma hostilidad que siempre trajo aparejado su silencio no tardo en hacerse notar. Hay hábitos que uno no entiende porque los mantiene, hasta que los segundos empiezan a doler más de lo que deberían. Fue entonces que decidí irme para siempre, por la misma puerta por la que entre y sin hacer ruido.

Caminé por el pasto y finalmente sentí algo de paz.

10 comentarios:

Victoria dijo...

Ya desde el principio me hiciste interesar mucho, los recuerdos me obsesionan a veces. Memoria selectiva, por eso lo recordamos mejor de lo que fue.
A veces tengo la sensacion de que solo recuerdo cosas por fotos o videos, y en las fotos o videos todos sonrien. Mejor. Es mejor no tratar de recordar los detalles y quedarse con la bendita memoria selectiva.
Pensa que seguramente cuando estes viejo esta epoca te va a parecer como dorada, aprovechala y crea momentos buenos para poder idealizarla despues y que se vea mejor aun.

PositiveSoundSystem dijo...

Enola Gay fue el bombardero B-29 que lanzó la primera bomba atómica utilizada durante la segunda guerra mundial sobre la ciudad japonesa de Hiroshima, el 6 de agosto de 1945. La bomba fue bautizada como Little Boy. El Enola Gay, uno de los 15 bombarderos B-29 modificados para lanzar bombas atómicas, despegó de Tinian, un islote de las Islas Marianas. El nombre del avión era el de la madre del piloto, el coronel Paul Tibbets. Tres días más tarde, otro B-29, el Bockscar, lanzó una segunda bomba atómica, Fat Man sobre Nagasaki. Little Boy y Fat Man han sido las únicas armas nucleares utilizadas contra seres humanos.....no las unicas.

Lady Edwards dijo...

más que Enola eso es Alone (a veces está bueno pegarse un paseíto por Memory Lane).

beso

L.

Javi! dijo...

uffs... me ahogó leerlo.
no se si fuela idea original, pero literalmente senti el ahorque y la falta de aire que se siente cuando el pasado te pega en el pecho.
saludos.-

ChAcHu dijo...

genial lo que decís... y cómo lo hacés... idealizar es lo peor, porque la desilución después es mucho mayor... y a uno siempre le encanta idealizar sólo para sentirse más melancólico al recordar ciertas cosas... muchas gracias por pasar y dejar un poquito de vos plasmado en mi blog... suerte... beso!

PositiveSoundSystem dijo...

leete almas miopes...trust me

Los isleros dijo...

La vida es una mierda...
no tiene nada que ver con nada, pero es lo que me salio
Slds!

Dr. Franko dijo...

La memoria es un mal que a veces es demasiado necesario.

besos.
fr.

jacqui dijo...

los recuerdos son en cierta medida la recontruccion propia y que uno hace de los acontecimintos y hechos de nuestro pasado. Es innegable como en los recuerdos todo aparece idealizado y la mayoria de las cosas que nos atormentaron en alguna medida fueron olvidados o simplemente pasados en alto. Pero tambien es cierto que si empezas a indagar, a revolver los cimientos del pasado abris la puerta a recuerdos escondidos y mucho menos gratos que los de la epoca dorada... la historia en realidad es la misma solo que cada uno decide que poner en foco.
saludos juani!

La Hormiga Justiciera dijo...

familiar
tu relato
sobre fantasmas
que no logran descansar

alegria
al fin paz
amen por eso